viernes, 17 de junio de 2016

El Informático en casa

Los tiempos van cambiando y a pasos agigantados. Prácticamente todo el mundo está conectado a través de la red de redes, o como se le llama ahora, la nube.

Para quienes estamos en esta profesión ya hace unos cuantos años, hemos visto con gran asombro y sobre todo alegría como se fue avanzando en tecnología, y teniendo por lo tanto muchas más y mejores oportunidades de desarrollar aplicaciones o soluciones informáticas para alcanzar los objetivos que una empresa u organización desean con la implementación de software.

Y los avances tecnológicos han logrado que podamos ahora con muchas más herramientas que cuando defendíamos esa loca idea muchos años atrás, que es trabajar desde casa. Desarrollar, implementar todo a través de la web, desde un cómodo sillón en una habitación de tu propia casa.

Uno como tecnológico de esta manera puede expandirse, sobre todo teniendo tanta información y conocimiento disponible en internet, y lograr un trabajo más eficiente y efectivo.

Pero no todo es color de rosa, no lo crean, estás en tu casa,  y bueno al mediodía hay que almorzar, y sino queres comida comprada, que realmente cansa y muchas veces no es sana, debes cocinarte. Y si hablamos de cocinar viene de la mano el lavar la loza.

No hay que olvidar que de paso barres, limpias el piso, pues hay que tener todo en orden y más que nada limpio, como lo haría cualquier equipo de mantenimiento de cualquier empresa.

Lo bueno que los hijos ya están crecidos y son adultos, porque si no se debe agregar el atenderlos a ellos. Y en algunas ocasiones ir a comprar urgentemente algo que está faltando en la casa y se necesita tenerlo.

No es una queja, es un mostrar que trabajar desde casa no es el paraíso, aunque como ya dije tiene también su lado bueno.

Muchos pensaran porque no contratas a alguien que te cocine, limpie la casa, haga las compras. No es por ahorrar, ni por ser tacaño, pero no olviden que estar sentado tantas horas frente a la computadora te vuelve sedentario, y además siempre es ejercicio  hacer algo de la casa.

Y bueno gajes de los oficios que se vienen dando en este siglo XXI.